O PRODUCCIÓN ESCRITA O INTERACCIÓN ESCRITA O AMBAS

O PRODUCCIÓN ESCRITA O INTERACCIÓN ESCRITA O AMBAS

Dentro de las destrezas escritas, (junto con la comprensión lectora) tradicionalmente encontramos la producción escrita. Sin embargo, como así se viene reflejando en los actuales exámenes oficiales también se habla hoy de la llamada “interacción escrita”, cuya presencia es relativamente nueva por la consideración de la existencia de la quinta destreza (interacción). Separaríamos así entre escritos concebidos tradicionalmente como redacciones y todos aquellos que están destinados a la comunicación escrita, como las cartas o los chats.
En la enseñanza tradicional, con el método gramática-traducción esta destreza se trabajaba en la medida que era la demostración de la asimilación de los contenidos gramaticales, o con fines de traducción. Se suponía que alguien podía hacer escritos simplemente conociendo las reglas gramaticales y las estructuras. Es cierto que se reflejan los contenidos lingüísticos, pero creemos, así se ha demostrado, que intervienen otros factores en la composición de textos que no son puramente gramaticales, sino textuales.
¿Qué elementos debemos tener en cuenta? No son muchos pero sí son importantes. Partimos de la idea de que el texto debe ser comprensible y adecuado al contexto de comunicación en el que se enmarque; debe ser coherente en su organización de las ideas con el uso adecuado de nexos o conectores; en el texto se deben diferenciar niveles organizados dando importancia a unos elementos y subordinando a otros, etc. Todos ellos tendrán su lugar en esta categoría.
Hoy en día, en el mundo global en el que vivimos todos sabemos que no solo se valora la oratoria de las personas para desempeñar ciertas posiciones, puesto que muchas de las comunicaciones que se hacen se gestionan a través de correo postal (cada vez menos) e Internet. La comunicación en Internet obliga a la redacción de correos electrónicos y el uso de chats. Por ello, cuando se aprende una segunda lengua o lengua extranjera es necesario el desarrollo de esta destreza, estos correos o chats deben cumplir la finalidad comunicativa, ellos serán nuestra imagen ante el receptor.
Este cambio del ritmo en el mundo en el que vivimos, hace que todo sea más global, informatizado, rápido. Esta rapidez nos impide seguir mandando mensajeros a caballo para desempeñar las funciones de la interacción escrita, o cualquier informe. El mundo de Internet se ha metido en la conversación cotidiana quitándole en muchos casos la necesidad de estar cara a cara físicamente. La diferencia que hay entre la conversación cara a cara y mediante chat es la seguridad de la no interrupción en los turnos de palabra, ya que esto no lo permite el medio escrito.
Iremos hablando sobre estas cuestiones, aunque podemos ver claramente una diferenciación entre lo que se ha considerado tradicionalmente expresión escrita y el nuevo concepto de interacción escrita, mucho más presente en la comunicación y en las necesidades de la nueva era.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *